Reaf Mercosur

La Plataforma Semiáridos, presente en la REAF MERCOSUR

Del 18 al 20 de junio se desarrolló la XL Reunión Especializada de Agricultura Familiar del Mercosur (REAF) en la Universidad Nacional de Asunción, Paraguay, donde la Plataforma Semiáridos de América Latina estuvo presente llevando sus recomendaciones al espacio.

La REAF MERCOSUR es un órgano consultivo vinculado al Grupo Mercado Común (GMC), que busca fortalecer las políticas públicas para el sector, promover el comercio de productos de la agricultura familiar y facilitar la comercialización en la región. En su 40ª edición, con la presidencia pro-tempore de Paraguay, la reunión discutió temas como compras públicas y planes nacionales de agricultura familiar, además de hacer una evaluación de los 20 años de trabajo y los logros alcanzados.

El secretario ejecutivo de la Plataforma y miembro de FUNDAPAZ, Gabriel Seghezzo, se refirió a la importancia de la reunión, como “el único espacio de discusión entre los gobiernos y las organizaciones indígenas y campesinas, en marco del MERCOSUR (…) es un espacio de diálogo regional, donde los países van tomando algunas acciones puntuales en función de las recomendaciones que hace la REAF”.

Desde 2017, la Plataforma Semiáridos AL viene participando en el espacio buscando hacer una contribución en base a su experiencia. A la vez cumple con sus objetivos estratégicos de monitorear y promover procesos de incidencia política y fortalecer los sistemas de producción y comercialización que contribuyan con la seguridad y soberanía alimentaria en los territorios semiáridos.

La Plataforma busca que en la REAF se pueda promover la participación campesina y la representación de los semiáridos de América Latina durante las reuniones, además de brindar información correcta y actualizada acerca de los aportes y las demandas de los territorios semiáridos en relación a la agricultura familiar, junto a evidencias y soluciones concretas.

“Yo creo que mientras la REAF exista y participemos podremos seguir haciendo aportes.  Por eso debemos seguir participando. Podemos presentar evidencias, sistematizaciones de experiencias; ayudar a que las organizaciones presenten propuestas, generen debates y discusiones”, dijo Seghezzo quien precisó que actualmente la Plataforma es integrante de la Comisión de Cambio Climático de la REAF MERCOSUR.

Reaf1

“Con todos los logros de dicha iniciativa -agregó-, aún se mantienen algunos desafíos especialmente los referidos a la participación activa de las organizaciones indígenas y campesinas. En ese sentido, podemos colaborar para que el Encuentro de Organizaciones Indígenas y Campesinas del Norte Argentino (ENCONA), miembro de la Plataforma Semiáridos, se integre al espacio”.

Alineados con la estrategia de incidencia política, los representantes de la Plataforma Semiáridos pudieron entregar un documento a los responsables por la secretaría técnica de la REAF, a miembros del gobierno paraguayo y a otros aliados.

En los principales mensajes de la Plataforma en la REAF 2024 se puso de manifiesto que las regiones semiáridas son promotoras de conocimientos y productoras de alimentos sanos; que sus pueblos luchan por el acceso a la tierra, al agua, a la educación en el campo, y que son necesarias políticas públicas fundamentales para que las poblaciones puedan permanecer en los territorios realizando una producción sostenible y teniendo una vida digna en esas zonas.

Más información en: https://www.semiaridos.org/noticias/plataforma-semiaridos-lac-participa-de-la-reaf-mercosur/

cisterna en comunidad Embarcación Pata Pila

Vínculos de trabajo que dan frutos

Procurar que las poblaciones que viven en zonas rurales tengan acceso al agua, un recurso elemental para vida, es una de las líneas de trabajo de FUNDAPAZ que, en ocasiones, implementa participando en convenios colaborativos junto con otras instituciones.

Un ejemplo de ello, es la tarea que desarrolló recientemente con la Asociación Civil Franciscana Pata Pila, en el proyecto “Llegar al Norte: la deuda de los derechos humanos en las comunidades indígenas del norte de la provincia de Salta”, diseñado por dicha institución.

Con esta propuesta se buscó mejorar el acceso al agua en la Comunidad Misión La Loma de Embarcación, Salta, construyendo tres cisternas de placa de 16.000 litros, con un techo colector y todo un sistema que permite captar agua de lluvia.

Las poblaciones de esa zona no suelen contar con la cantidad de agua suficiente para la vida cotidiana. En la actualidad, la provisión de agua para consumo de las familias está a cargo del municipio de Embarcación. Un camión municipal hace un recorrido periódico entregando agua a las familias, que almacenan en tinacos plásticos con poca capacidad de acopio, generando así un círculo vicioso de dependencia permanente.

En el verano la situación se vuelve más crítica aún, debido a que la falta de agua apta para consumo se generaliza y afecta a la mayor parte de la población de Embarcación.

Las cisternas que se hicieron en el marco de este proyecto, se construyeron en los predios de las familias de Efraín Neuenschwander, Sara Aparicio y Mirco Neuenschwander. Para estas familias es muy importante contar con este reservorio de agua que aumenta el volumen que pueden acopiar. En algunos casos la van a utilizar para consumo familiar, y en otros también para actividades productivas que van a permitir mejorar la alimentación y la economía familiar.

cisterna completa Pata Pila Fz2

La cisterna de Sara Aparicio tendrá un uso comunitario para 12 familias tobas que viven en ese sector de la comunidad. Allí, tienen previsto implementar un espacio para tener una huerta cerca de la cisterna, de modo que el agua se usará para riego y para consumo familiar.

La que está construida en el predio comunitario de la Comunidad Wichi, que preside Efraín Neuenschwander será para consumo comunitario, y además, en caso de necesidad, la podrán usar utilizar 8 familias vecinas.

Mirco Neuenschwander, con su grupo familiar harán un uso productivo del agua que acopie en la cisterna, ya que tienen una producción de chivas y una huerta.

Así, gracias al trabajo articulado, la confianza y a la colaboración mutua entre dos instituciones como son la Asociación Civil Franciscana Pata Pila y FUNDAPAZ, se pudieron hacer realidad obras que prometen mejorar las condiciones de vida de estas familias.

1 2 3 4 84